lunes, 20 de julio de 2015

Paleta de sombras W7

Hola mis amores.

Hoy vengo a hablaros sobre la paleta de sombras de la marca W7 que se vende como clon de la Naked Palette 2 de Urban Decay




La verdad es que yo no soy muy fan de los clones tengo dos clones de perfumes pero esta era mi primera incursión en maquillaje.

En mi caso lo compré por cinco euros, en cuanto vi los colores me enamoré y por ese precio resultó irresistible. Antes de empezar a escribir este articulo estuve buscando precios y ahora mismo se vende en distintas perfumerías online entre los cinco y ocho euros las más caras.

Efectivamente y como se puede apreciar en la foto la paleta viene rodeada por una carcasa metálica muy chula que se abre con facilidad.

En cuanto la abrí me llevé una alegría porque los colores eran tal cual como los de las fotos de la perfumería donde la compré.

Enseguida se me cortó la alegría. Justo en el instante en el que probé las sombras. Un completo fracaso, tacto polvoroso y cero pigmentación. Y cuando digo cero es cero, hay que insistir muchísimo para conseguir que te quede el color. Probé a rallar un poco las sombras para ver si era la primera capa, nada. El mismo resultado, Probé a mojar el pincel con fijador de sombras, nada. La pigmentación es prácticamente inexistente. Además de que el color desaparece en pocos minutos ya que por su textura no se adhiere a la piel.

El único color que pigmenta más el marrón oscuro casi negro pero igual que sus compañeros no aguanta en el ojo.




Tengo que decir que yo tengo la Naked 1 original y no tiene nada que ver. Las sombras originales tienen un tacto aterciopelado y jugoso, en cuanto posas el dedo en ella te deja color y en el ojo dura muchísimo tiempo.

En resumen. No le recomiendo a nadie comprarse esta paleta, es una perdida de dinero y no puede aprovecharse para nada.




viernes, 24 de abril de 2015

Novedades en mis fan fic


Esta entrada trata sobre mis fanfics así que si no sois seguidores de ninguno de ellos podéis ignorar este texto. Gracias y disculpar las molestias.

Hola mis amores. En las últimas semanas he recibido semanalmente decenas de mensajes en mi Twitter @Alexiarinaldi preguntándome por los distintos fics que tengo en publicación y los posibles nuevos proyectos así que he decidido explicarme claramente para que me entendáis.

Por diversos problemas ahora mismo no dispongo del tiempo ni el ánimo para escribir pero eso no significa que haya dejado de hacerlo sino que mi tiempo semanal para dedicar a esta actividad es muy pequeño. Yo nunca abandonaré un fic que este publicándose así que podéis estar tranquilas todos mis proyectos tendrán un final.

Ahora voy a hablaros sobre cada uno de mis fics según la temática.

Fics de Teen Wolf.
Como todos sabréis la semana pasada acabé Memories liars fue un fic distinto en el que no respeté demasiado la personalidad de los chicos pero que resultó muy divertido de leer y escribir.

Tristemente siento anunciar que en las próximas semanas no habrá un nuevo fic sobre esta serie.

Continuaré actualizando regularmente Obligations of the King así que tendréis todavía bastante para leer. A este fic le quedan entre cinco y diez capítulos, todavía no lo he decidido.

Para tranquilizaros os diré que hace dos semanas empecé un nuevo Sterek, pero no será publicado hasta que esté terminado o como mínimo por la mitad. Después del experimento de Memories liars, he vuelto a mi estilo favorito, respetando en lo máximo posible la personalidad de los protagonistas.

Fics de Supernatural.

 Ya hace mucho tiempo que no público un fic nuevo de esta temática pero podéis respirar tranquilas porque un nuevo RSP está a punto de ver la luz. The last year es un fic ambientado en el último año de instituto. Está por la mitad y con toda probabilidad será publicado en unas pocas semanas. Creo que disfrutareis bastante aunque está muy alejado de la temática de Other life.

Fic de Harry Potter. ONLY US.

Hace unas semanas que no hay un nuevo capítulo de este fic, pero no porque lo haya dejado sino porque resulta muy complicado escribir este fic. Estamos en un momento delicado de la trama y si no se escribe con cuidado y pensando bien lo que va a pasar, se arruinaría el trabajo de mucho tiempo. Hay que entender que entre la primera parte de este fic y la segunda, llevo tres años de trabajo así que me parece natural que me tome el tiempo que considere necesario en crear cada capítulo. Lamento si la noticia os cae mal pero me niego a arruinar algo que me hace tanta ilusión por la presión de los comentarios. Es muy sencillo leer un capítulo en veinte o treinta minutos pero se tarda días en escribirlo. Lo siento pero no voy a darme prisa. Os puedo adelantar que muy pronto, en cuestión de días, verá la luz el nuevo capítulo porque está casi terminado.

En general os sugiero que consultéis mi Twitter @Alexiarinaldi donde siempre os aviso de las novedades y podéis preguntarme lo que deseéis.
Quiero aprovechar el momento para agradeceros muchísimo a todos vuestro apoyo y cariño. Gracias por estar siempre conmigo mis amores. Os adoro.

Alexía

miércoles, 4 de marzo de 2015

martes, 20 de enero de 2015

Mis primeros eclairs


Hola mis amores. 

Hoy quiero hablaros sobre mi primer intento de hacer eclairs. Los eclairs son unos pastelitos pequeños rellenos de nata o crema normalmente con algún tipo de cobertura por arriba, se les conoce normalmente como petisú o pitis y son uno de mis postres favoritos.

Hacía mucho tiempo que quería intentar hacerlos pero su supuesta dificultad me ha disuadido hasta esta semana. En todos los sitios donde sale la receta decía que era complicada pero aprovechando una tarde realmente lluviosa y fría decidí pasar el tiempo intentando hacer estas pequeñas delicias.

Os diré que antes de decidirme a hacerlo consulte varios blogs de cocina, libros y hasta el Youtube ninguna de las recetas coincidía en los las medidas y la verdad es que eso me escamaba un poco así que decidí seguir la receta del blog que más comentarios y visitas tenía suponiendo que eso era algún tipo de garantía para que saliesen bien.

Error número uno. Seguí la receta al pie de la letra, pesé y medí todo con cuidado pero la mezcla quedó tan liquida que se escurría de la boquilla de la manga pastelera.

Acostumbrada a cocinar, decidí que la receta que había tomado de guía estaba mal, en mi opinión tenía demasiado huevo en la receta.

Bastante chafada, decidí repetir todo el proceso, poniendo en huevo que, según yo, era adecuado para la masa y…tarán. Me quedó una masa perfecta. Maleable, sin grumos y con la consistencia perfecta. 
La receta original tenía el doble de huevo que yo usé.

En fin, que traumas aparte, esa tarde hice unos deliciosos eclairs que hicieron la delicia de familia y amigos y pensé en dejaros mi receta por si vosotras queréis hacerlo y os detiene, igual que a mi, su supuesta dificultad.



Preparad lápiz y papel porque os aseguro que están al alcance de cualquier principiante.

Ingredientes para la masa:

160 gr de harina de repostería (utilice la harina de repostería de la marca Gallo)  
120 gr de leche entera
130 gr de agua
100 gr de mantequilla (utilicé la mantequilla del Mercadona para los primeros y la Asturiana para la segunda tanda)
1 cucharadita de café de sal
5 ml de azúcar con vainilla o azúcar normal
2 huevos caseros pero es probable que necesitéis otro. Os explico porqué en las instrucciones.

Pasos:

Para hacer nuestra masa usaremos un robot de cocina, un termomix, unas varillas para masa, o a mano. Como queráis porque realmente no influye solo que a mano os costará más. Yo use uno de esos robots con varillas de amasar.

El primer paso es precalentar el horno a 200 grados y tamizar la harina que dejaremos apartada.

Ahora pondremos para mezclar la leche, el agua, la mantequilla, la sal y el azúcar. Mezclar a velocidad media hasta que esté todo bien integrado a una temperatura de 90 grados. Os quedará una mezcla liquida.

Si lo hacéis con unas varillas eléctricas pondréis la mezcla al fuego a temperatura media.

Si usáis un termomix pondréis velocidad 2 a 90 grados 5 minutos.

A continuación añadiremos de golpe la harina. Todo junta, sin miedo. Batimos a velocidad media alta unos 10 o 15 segundos. Es importante que no os paséis del tiempo.

Si lo hacéis a mano subís un poco el fuego y batís con energía 15 segundos, lo justo para integrar la harina.

Si usáis termomix pondréis velocidad 4 durante 15 segundos.

La mezcla que debe quedar es una mezcla grumosa un poco como si estuviese mal integrada. No os preocupéis. Retirar la mezcla del calor y dejar enfriar unos 10 – 15 minutos. Esto es muy importante porque si no está templada la mezcla los huevos se cuajaran al añadirse.

Ahora viene la parte delicada (difícil). Debéis añadir los huevos de uno en uno, asegurándoos de que está bien integrado antes de añadir otro.  Añadiréis los huevos de uno en uno pero cuando lleguéis al segundo debéis comprobar vuestra masa, si está muy espesa o dura podéis batir el segundo huevo en una taza y añadir poco a poco lo que necesite la mezcla. El resultado tiene que ser una masa lisa, homogénea pero firme y consistente.

Si usáis el termomix pondréis la mezcla a velocidad 4 sin calor.

Si usáis lo hacéis a mano solo tenéis que batir hasta que esté todo integrado y la masa como os dije antes.

Si usáis un robot poned la velocidad media alta añadir los huevos como os dije al principio.

Un truco: meted un dedo en la mezcla y tirad hacía arriba, si hace como un ganchito agarrando vuestro dedo es que está lista. Solo tenéis que conseguir que sea consistente y maleable para poder usar la manga pastelera pero firme para que no se deshaga.

Ahora solo os queda poner en una bandeja de horno papel de hornear.

Rellenáis la manga pastelera con la mezcla y hacéis una pequeña línea sobre el papel de la bandeja. 
Yo probé con distintas formas pero los más bonitos son los pequeños que además se hacen antes. Para que os queden perfectos usad una boquilla grande con boquilla de estrella. Así os quedaran preciosos.



Una vez tengáis la bandeja llena pintareis con huevo la parte de arriba (Para eso servía el tercer huevo) y la pondréis al horno. Es muy importante que no abráis la puerta durante la cocción porque si no se bajará la masa.

Bajad la temperatura al horno a 180 grados y hornead durante 30 o 50 minutos el tiempo variara mucho de un horno a otro pero no os preocupéis. Cuando tengan un aspecto dorado por arriba ya están listos. La masa es ligera así que no quedará cruda salvo que vuestros pastelitos sean muy grandes.

Sacarlos a una rejilla para que enfríen, porque si no la condensación arruinará vuestros pastelitos.

Ahora solo queda rellenarlos, podéis abrirlos a la mitad y rellenar con crema o nata pero quedan más bonitos como yo lo hice, rellenando con crema por debajo. Usando una manga desechable con boquilla redonda pequeña podéis rellenarlos, solo hay que hacer un agujerito e ir rellenando con paciencia. Para la parte de arriba solo hay que derretir un poco de chocolate y cubrir. Ahora si, ya están listos.



Os cuento que estos pasteles están mejor de un día para otro. La nevera les sienta francamente bien.




Me despido por hoy. En la próxima entrada dejare la crema pastelera que yo hice, es fácil de hacer y deliciosa. Nos vemos pronto. Un beso. 
(Perdón por las fotos chicos, me di cuenta de lo malas que eran cuando las pasé al ordenador. En cuanto pueda repito receta y cambio las fotos por unas mejores) L