sábado, 14 de junio de 2014

Tarta de Queso al horno

Hola mis amores. Después de mi viaje a Roma ando frenética y con el tiempo justo pero bueno ya estoy aquí otra vez y hoy para traeros una receta super fácil de tarta de queso al horno.

Es una tarta facilísima y super rápida de preparar que lleva ingredientes de despensa. O sea, ingredientes que normalmente todos tenemos en casa.


Tarta de Queso al horno

Una tarrina de queso crema (Queso de untar).
Un yogurt de preferencia natural pero también  sirve una de vainilla, limón, o de mousse.
Una medida y media del yogurt de harina.
Una media y media de azúcar.
Un sobre de levadura royal o dos cucharaditas de café de polvo para hornear. Conste que no es imprescindible pero así os sale seguro.
Una medida de yogurt de leche de preferencia entera o semi.
Un bote pequeño de nata para montar si tenéis de cocina tampoco pasa nada.
Cuatro huevos.

Preparación:

Más fácil imposible, y lo más genial es que nunca sale mal.

Precalentar el horno a 180º por arriba y por abajo.

Echad en un bol los huevos y batidlos bien, añadid todos los líquidos, el yogurt, el azúcar y el queso crema.

Por último añadid la harina y la levadura tamizadas. (Tamizada significa que pasáis la harina por un colador dándole ligeros golpecitos para que salga más fina y no se formen grumos. Si no queréis hacer este paso tampoco pasa nada pero eso sí, la harina hay que incorporarla lentamente, añadís harina y batís)   

Ahora que ya están todos los ingredientes batid bien la masa hasta que todo esté bien integrado y no queden grumos.

Preparad un molde engrasándolo y enharinándolo, si tenéis uno de silicona saltaros este pasó. Podéis usa el molde que más os guste.

El último paso es el más delicado. Verted la mezcla en el molde y metedlo al horno.

El tiempo depende de vuestro horno, pero se tarda entre 40 y 50 minutos.

Cuando vuestra tarta este dorada por encima y esté alrededor de ese tiempo comprobado con un palillo si sale limpio. Si está limpio ya está preparada, sacadla del horno y desmoldarla cuando este fría.

Como a mí me gusta jugosita solo espero a que el palillo salga ligeramente manchado, entonces apago el horno y con la puerta entreabierta dejo que se haga con el calor residual.



Animaos a probarla porque está…deliciosa. Es una tarta genial que se puede acompañar con un poco de chocolate derretido, mermeladas o miel, aunque sola esta de vicio.  



Es una tarta genial para invitados y perfecta para llevar a un día en el campo porque se puede comer con la mano.

Recordad que en mi canal de YouTube tenéis muchas más recetas. Pinchar aquí


Podéis seguirme en Twitter aquí. 

Besos chicas.