miércoles, 29 de enero de 2014

DESAYUNO DE SAN VALENTÍN

Hola mis amores. Hoy os traigo ideas para San Valentín.

Como todos sabéis, pronto será el día de los enamorados, así que he decidido crear esta entrada por si os apetece tener un detalle especial con vuestras parejas.
Pero antes de meternos de lleno, me gustaría deciros una cosa.

No limitéis este día a vuestra pareja, celebradlo teniendo un gesto de cariño con vuestros amigos, con vuestra familia o incluso mimándoos a vosotros mismos …no cuesta nada recordar a la gente lo importante que son para nosotros o tener un gesto de cariño para endulzar nuestro día a día y hacer sonreír a la gente que nos rodea.

Bueno ahora si…
¿Cuál es la mejor manera de empezar el día? Con un buen desayuno. Así que hoy vamos a preparar un delicioso desayuno para este día tan especial. Es muy facilito de hacer y super rico.




El desayuno, como estáis viendo, consiste en unas tostadas francesas con fruta, un yogurt muy especial, un café con leche y un zumo de naranja natural.

Para hacer las tostadas solo tenéis que echar en un bol dos huevos, una pizca de canela, ralladura de naranja y limón medía tacita de leche y una cucharilla de vainilla, si queréis que quede más intenso podéis echar nuez moscada... Lo batís toda bien y lo derramáis en una fuente con fondo, después colocáis el pan de molde para que se empapen de la mezcla y lo dejáis reposar mientras preparáis el resto del desayuno.

En este momento en que todavía tengo tiempo, yo suelo hacer el zumo de naranja, y dejo todo preparado para hacer el café, que haré mientras hago las tostadas.

Ahora empecemos con una de mis partes favoritas de este desayuno, yogur personalizado.

Para hacerlo solo tenías que echar algo más de la mitad del yogur en el recipiente que hayáis elegido, en este caso elegí un yogur griego, porque es más cremoso. Rellenáis con cereal, en mi caso cereal de avena porque me gusta más el sabor que queda, cubrís con fruta a vuestra elección, aunque os recomiendo algo con color para que quede más bonito, en mi caso fresa, volvéis a cubrir con yogur y para darle un toque especial yo lo cubro con avellana. Riquísimo.

Ahora sí poned un poquito de mantequilla en una sartén y con cuidado sacad las tostadas que tenemos en remojo para freír, ayudándoos de una espátula. Esperad a que estén ligeramente doradas y servid en un plato con un poco más de fruta. Pueden llevar de todo, nata, caramelo, sirope, fruta…lo que más os guste. 

Yo he elegido fresas y kiwi porque son la combinación que más nos gusta pero vosotros podéis usar las de vuestra preferencia.

Hacéis el café y lo ponéis todo en una bandeja…se lo lleváis a la cama y ya está… vuestro detalle para San Valentín.



Fácil, económico y todo un detalle. Veréis que ilusión le hace a vuestras parejas. Para hacerles feliz no necesitáis un gran regalo, solo necesitáis demostrarle lo especial que es para vosotros…los pequeños detalles en mi opinión, son los que marcan la diferencia.

Miles de besos. Espero que os guste y lo pongáis en práctica. 


Alexía



2 comentarios:

  1. ¡Me encanta! Sin duda se lo voy a hacer a mi esposo :) Me gusta mucho cocinar aunque no lo haga a menudo por falta de tiempo, y lo de las tostadas caseras me agrada muchísimo.
    ¡Realmente no hace falta gastarse un dineral en un buen detalle! A veces los pequeños detalles son los que fortalecen una relación.
    Me encanta tu blog, Alex. Me estoy volviendo más fan tuya. Que en Fanfiction, que en Twitter... jajaja.
    ¡Un besazo! Sigue posteando ideas así como tú: maravillosas ;)

    ResponderEliminar
  2. Qué chulo!!!!!! Yo también hago estos desayunos, y cestitas de naranja con tiras de chocolate dentro, las tostadas con forma de corazón o dibujar en el centro un corazón de fresa, queda genial. Un besín y me encantan estas entradas.

    ResponderEliminar