domingo, 2 de junio de 2013

Consejos para encontrar un piso - Emanciparse.


Hola mis amores. Para estrenar de nuevo el blog, he pensado en escribir una sección para la gente que vaya a emanciparse. O que se esté mudando, o simplemente quiera renovar su casa. Yo ya me he mudado varias veces y con la experiencia me he dado cuenta de algunas cosas.

 

Lo primero, obviamente es encontrar una casa o piso en el que vivir. Os recomiendo tener paciencia y buscar, hacer muchas visitas y sobre todo no desesperarse.

Llega a ser pesado lo de ir de calle en calle, de casa en casa, oyendo las supuestas maravillas que el inmueble nos ofrece por un precio en general exorbitado, llega un punto que aunque sea por el aburrimiento nos saturamos y dejamos de prestar atención.

La búsqueda de un hogar es en mi opinión, una de las tareas más importante que vais a realizar a lo largo de vuestra vida. Nuestra casa, será nuestro sitio favorito en el mundo, el lugar donde nos refugiamos de los problemas, donde somos nosotros mismos y donde reflejamos nuestra personalidad.

Por todo esto os recomiendo que le dediquéis el tiempo que merece.

Por supuesto la búsqueda de una casa está reñida con el presupuesto del que disponemos y las personas que van a vivir.

En cuanto al presupuesto, os recomiendo ceñiros a una cantidad y manteneros en ella. La cifra, para elegir el precio del alquiler no debe exceder la mitad de vuestro sueldo. De esta forma, si vuestro sueldo es de 800€ el alquiler de vuestra casa debería rondar entre los 300€ y los 400€.

Si el tiempo y la economía os lo permite os sugiero que antes de mudaros, cuando ya sepáis de cuanto será vuestro alquiler, apartéis el importe de un mes más. De esta manera si por lo que sea un mes vais mal de dinero, o pasa cualquier cosa, vuestro alquiler no correrá riesgo.  

Cuando yo era más joven apartaba solo la mitad, y la verdad es que también servía para quitarme de apuro si se me estropeaba el coche o tenía que gastarme el dinero en algo, pero ahora más mayor siempre tengo el importe total apartado, parece una tontería pero os aseguro que da mucha tranquilidad.

Cuando vayáis a las visitas no seáis tímidos. Abrid grifos, abrid puertas, tirar de la cadena del servicio…parece de locos pero no lo es. Muchas veces los pisos tienen problemas con estas cosas y no te advierten. Exigid que le casero se haga cargo de las reparaciones antes de firmar el contrato pues en ocasiones, hacen la vista gorda y te encuentras con varios problemas que harán de tu nueva vida un infierno.

En la misma línea, os recomiendo preguntar por el gasto de luz, agua y gas. Esto os ayudará a estimar el gasto del piso algo que hay que tener muy en cuenta.

Una amiga mía, alquiló un piso por 350€, estaba bien de tamaño y era muy bonito, pero el gasto de luz y gas natural al mes sobrepasaba los 180€ sin contar el agua. Una barbaridad para un piso en el que solo vivían dos personas. En menos de seis meses se mudó y desde entonces siempre pregunta por el gasto.

Mi último consejo es que no seáis cortos de miras.

Hace un par de años, me mude a un piso muy cerca del centro, en un barrio tranquilo y muy acogedor, dos habitaciones, dos baños, cocina amplia, salón grande y luminosos…todo por 300€. Un chollo no…sobre todo cuando pagaba 450 en el que estaba. Era un gran ahorro.

La pega estaba en que era un tercero sin ascensor y en que el edificio, aunque en buen estado, tenía doce años.

Al llegar, le dije a la agente que no era mi estilo, que quería algo más actual. La chica me sonrió y me dijo que esperase a ver el apartamento.

Al principio, cuando lo vi me espante. Todo estaba pintado con colores estridentes y los anteriores inquilinos lo habían dejado bastante sucio.

Pero después de otras veinte visitas, hablando con mi churri, me di cuenta de que en comparación con los otros que había visto el primero era mucho mejor. Muchos más metros, más luz, cerca del centro. Mi churri que tiene una visión para los espacios increíble me dijo que con cuatro arreglos tontos, mucha limpieza y una buena pintura sería un piso ideal.

Así que pese a mi miedo inicial firmé contrato por un año.

Mi churri tenía razón, fue como un milagro, pintura blanca para los techos, colores pastel en las paredes, todo limpio y tachan. De repente tenía un pisazo en el centro por un precio reducido. Con la ayuda de unas amigas, pintamos y pusimos lámparas nuevas en un fin de semana. En serio, como nuevo.

Viví allí varios años, ahorrándome una pasta en alquiler y luz, ya que era un contador de los antiguos, solo me mudé cuando el trabajo me obligó a hacerlo.

Ahora vivo en uno del mismo estilo, un poco más grande que el anterior y prácticamente por el mismo precio. Un chollo.

Así que ya sabéis, centraros en lo que hay y ver el conjunto…hay mucho tesoros inmobiliarios por ahí fuera. Solo es cuestión de buscar bien y tener la mente abierta.

Buenos mis amores. Hasta aquí por hoy espero que os haya ayudado. Besos.

Alexía.
 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario